Animados por el Espíritu mantengamos la esperanza

Tiempo de vacaciones, ¡tiempo para misionar! La experiencia de Muriel y Nadia con un grupo de jóvenes de Mendoza. 

A mediados del mes de Junio fuimos invitadas por el párroco de nuestra comunidad Padre Matías Taricco a participar de la misión EFFETA 2018, dirigida por los jóvenes de la Pastoral Universitaria de Mendoza (PUM), misión que se realizaba por tercer año consecutivo en las Zonas (Villa San Carlos, Eugenio Bustos, Barraquero y El Cepillo) de San Carlos, departamento al sur de la provincia de Mendoza.

Participaron 85 jóvenes universitarios, de diferentes carreras y facultades, con el deseo de experimentar la presencia de Jesucristo en el encuentro con los hermanos de las diferentes zonas, la cual se llevó a cabo del 7 al 13 de Julio. Nos tocó vivir días fríos, sin embargo el ardor misionero se hizo sentir permitiéndonos llevar adelante el encuentro con gran alegría, energía y entusiasmo. Compartimos a continuación cómo Dios se hizo presente en los jóvenes universitarios, quienes nos dan su testimonio.

“Mis misiones con la PUM no fueron una actividad religiosa más, como las que vengo haciendo desde pequeña, fueron para mí una experiencia de fe jamás vivida antes, de mucho crecimiento y aceptación personal, también me permitió descubrir cuál es el granito que puedo aportar al reino de Dios,  me ayudaron a aceptar que cada uno elige su camino y aprendí a respetarlo.

Estar seis días con veinte personas desconocidas, imaginaba que la convivencia iba a ser difícil, sin embargo cada uno de los presentes puso la mejor onda y actitud para cada situación.

El hecho de que hayamos tenido un niño en nuestra comunidad, fue un plus increíble, sentir esa inocencia, ingenuidad, sencillez, etc; todo el tiempo permanentemente, nos ayudo muchísimo a nosotros.

Quiero agradecer a todos los que hicieron posibles que estuviera en esta misión, que realmente me ayudo muchísimo a crecer, a confiar, a entender los planes de Dios y a dejar todo en sus manos. Yanina Mammoli, 23 años, estudiante de Bromatología.”

Soy Yasmin, tengo 22 años y soy estudiante de Medicina. Conocí la Pastoral Universitaria hace 3 años y desde entonces he transitado mis años de universidad de la mano de muchos jóvenes que no se cansan de buscar a Dios en lo cotidiano. Me he sentido acompañada recibiendo ese aliento necesario para continuar a pesar de las dificultades que se me presentan y he podido comprender que la ciencia y la fe si van de la mano.

Este año participé de la misión Effeta en infraestructura, es decir estar al servicio de los misioneros preparando los alimentos y encargándonos de que pudieran solo preocuparse por misionar. Es una tarea distinta de la que estaba acostumbrada, pero comprendí que mi tarea era estar al servicio «El que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos». Así pude apreciar el valor de cada comida, del trabajo empleado en hacerla, siempre sintiendo que trabajaba para Gloria de Dios. Aprendí a agradecer a Dios por cada comida que salía bien, pero también aquella que no salió como esperaba porque obtuve un nuevo aprendizaje. Pude ejercitar la paciencia, la tolerancia, la prudencia.

Me llevo de esta misión la tarea de encontrar a Dios en cada actividad que realice, en cada servicio que pueda brindar, me llevo amigos y compañeros que no bajan los brazos en las dificultades sino que se comprometen a vivir la alegría del evangelio. A buscar a Dios y darlo a conocer a pesar de nuestra pequeñez. Y a pensar siempre: ¿Qué haría Cristo en mi lugar?

Con la alegría de haber sido una vez más un instrumento, nos animamos a dejarnos guiar por el Espíritu, para mantener la Esperanza en la sociedad actual.

                                                                            Nadia Leitner y Muriel Leiva (Pre Novicias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *