Nuestra riqueza es el encuentro

Acabamos hoy en Boa Vista, Roraima, un riquísimo encuentro continental que reunió las unas 20 hermanas que trabajan con pueblos ancestrales en todo el Continente, desde Estados Unidos hasta Argentina.

La riqueza de esta experiencia se ha manifestado de diversas formas: primero, el lugar. Roraima ha sido un campo misionero pionero, donde muchas hermanas han entregado las mejores energías por los pueblos indígenas, con todas las consecuencias, incluyendo la persecución política. Por eso hemos ido hasta Surumú, la misión en que comenzó la vida compartida con los macuxi y wapixana, cuya presencia terminó con el incendio a la misión, realizado por los terratenientes que querían la tierra indígena.

El segundo aspecto que trajo mucha riqueza fue la presencia en medio de nosotras de hermanos Macuxi, Wapixana que nos regalaron momentos rituales y de sanación muy significativos. La Hermana Sofía, teóloga y biblista aymara, nos ha acompañado dos días en una reflexión muy profunda sobre el ser mujer, la ancestralidad, la vida.

Todo el Continente estaba bien representado, pero también toda nuestra familia misionera: la Hna Lucia, consejera general, nos ha compartido su experiencia de diálogo interreligioso en Mongolia.

Los últimos días han sido de lindo compartir sobre nuestras realidades de misión: Normandía, Catrimani y Dourados, misiones en Brasil. Sacaton, misión en Estados Unidos. Puerto Ayacucho, misión en Venezuela. La Tagua-Puerto Leguízamo, misión en Colombia. Vilacaya, misión en Bolivia. Isla de Cañas, misión en Argentina.

Vivimos con diferentes pueblos en distintos contextos, pero una constante fue: nuestra gente nos ha cambiado, nos ha enseñaso y enriquecido mucho, muchísimo! Por eso la gratitud y la alegría de ser misioneras junto con los pueblos ancestrales, ha sido el sentimiento común para todas.

¡El encuentro con estos pueblos es nuestra riqueza! Así como este encuentro nos ha enriquecido mutuamente en el sentirnos familia misionera ad gentes.

 

 

Publicado en América, Brasil, foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *