BEATA LEONELLA SGORBATI

La hermana Leonella Sgorbati, nació en Rezzanello (PC), Italia  en 1940. Entra en el Instituto de las Misioneras de la Consolata a la edad de 23 años. Después de la primera formación en Italia, como joven hermana se traslada a Inglaterra, donde se prepara  como enfermera obstetra.

Terminados los estudios, su destinación misionera es Kenia. La hermana Leonella tiene un corazón grande y sensible a las necesidades de las gente, y un profundo amor a la familia religiosa y al carisma misionero..

En el año 2000 comienza a realizar un sueño: la preparación de enfermeras y parteras del lugar en el centro SOS de Mogadiscio, Somalia. La situación en Somalia es difícil: la guerra continúa y los grupos islámicos extremistas dificultan la ya complicada presencia de las hermanas que trabajan en único  hospital que funciona, a cargo de la ONG "SOS niños".

A pesar de todo, año tras año, el primer grupo de estudiantes llega a la graduación, obteniendo un diploma reconocido internacionalmente, gracias a los esfuerzos de la hermana Leonella y, en el 2006 tiene lugar la primera ceremonia de entrega de diplomas. La noticia agitó las mentes de algunos fundamentalistas que pensaron que se trataba de una iniciación en la religión cristiana. En septiembre también llega a Somalia la noticia de los disturbios en el mundo musulmán por algunas palabras pronunciadas por el Papa Benedicto XVI en Ratisbona: en Mogadiscio todo parece tranquilo, pero el domingo, 17 de septiembre hacia el mediodía, mientras la hermana Leonella regresa a casa después de las clases en el hospital, fue atacada por siete disparos de armas de fuego: muere después de un corto tiempo, fueron inútiles los intentos realizados para salvarla. Sus últimas palabras fueron: "Perdono, perdono, perdono!"

El día 26 de mayo de 2018 será beatificada en Piacenza, Italia. 

ORACIÓN

Oh, Dios, que por medio de Tu Espíritu

obras en cada pueblo

sea cual fuere la cultura o religión a que pertenezca

mira con misericordia a la humanidad

tan necesitada de paz y tan frágil en el perdón.

Por intercesión de la Beata Leonella Sgorbati, mártir de Cristo

fiel y gozosa discípula del Evangelio,

que testimonió con su sangre

el amor a Ti y a los más necesitados,

danos una ardiente pasión apostólica

hasta dar la vida por los hermanos

y concédenos la gracia que te pedimos por su intercesión.

Por Jesucristo nuestro Señor,

modelo y origen de todo martirio. Amén.