MISIONERAS DE LA CONSOLATA

Como el Padre me ha enviado

Así yo los envío a ustedes (Jn 15,9)

HERMANAS

Somos una congregación religiosa misionera, fundada en Turín en 1910 por el Beato José Allamano. Hoy nuestra familia está constituida por miembros de diversas nacionalidades  y culturas y estamos presentes en 4 continentes: África, Europa, Asia y América

MISIONERAS

Consagramos toda nuestra vida  a Dios para la misión, estamos siempre disponibles a salir de nuestra tierra y de nuestra cultura para ir a lugares donde la Iglesia tiene necesidad de fuerzas evangelizadoras.

DE LA CONSOLATA

El Padre Fundador ha pensado el Instituto  como una Familia, nos ha invitado a encontrar en María Consolata nuestros lineamientos característicos. Él nos ha querido apasionadas por Cristo, con corazón de discípulas.

NUESTRO CARISMA

Nuestro Carisma es la  misión ad gentes, es decir, el primer anuncio del Evangelio a quienes todavía no conocen a Jesucristo. El Fundador, el Beato José Allamano, nos ha soñado como “hijas de Maria Consolata”: la Virgen es  patrona y también modelo de nuestro misión: llevar a Cristo, verdadera Consolación, a todas las gentes.

ESPIRITUALIDAD MISIONERA

Nuestra espiritualidad misionera  radica en Jesús presente en la Eucaristía y en la Palabra, centro y germen de transformación de la vida y fuerza en la misión; en el Misterio de la Cruz; en la comunión fraterna, testimonio vivo de la presencia del Resucitado y en Maria Consolata, verdadera  Fundadora y  Madre.

Conscientes de la necesidad de la oración para vivir en fidelidad al Carisma el Beato Allamano nos formó: misioneras dóciles a la  acción del Espíritu Santo, eucarísticas y marianas, contemplativas en la acción, capaces de reconocer la presencia del Señor en su Palabra, en las personas y en los advenimientos de la historia.

ARTÍCULOS DE ESPIRITUALIDAD MISIONERA